Educación Financiera

Inversor inteligente “Aprender a diversificar”

Inversor inteligente “Aprender a diversificar”

Graham es rotundo: no inviertas todo tu capital en una sola acción, aunque sea muy prometedora.

Si te ciñes a acciones de una sola empresa, corres el riesgo de perderlo todo si a la empresa le va mal. Es por eso que Graham  recomienda diversificar e invertir dinero en diferentes acciones y fondos de inversión.

En el libro se explica que nunca debes tener todo tu capital invertido en acciones, sino que es recomendable diversificar entre bonos y acciones. En términos generales, dice que un inversor no debe tener nunca más de un 75 % invertido en acciones, y el resto debe estar invertido en bonos.

Este es probablemente el punto más controvertido de todo el libro puesto que está empíricamente demostrado que las bonos son menos remuneradores que las acciones en épocas de mercados alcistas. Por lo tanto, una cartera de «buy-and-hold» con un 25% permanentemente invertido en bonos probablemente no sea la estrategia más remuneradora que existe a largo plazo (aunque, eso sí, da tranquilidad al inversor, sobre todo si es conversador).

#7. El inversor y la inflación

La inflación consiste en un aumento de los precios de bienes y servicios durante un periodo de tiempo determinado.

Según Benjamin Graham, el inversor inteligente puede protegerse de la inflación comprando acciones.

El autor dice que la inflación se limita a robar nuestro patrimonio de manera silenciosa. El éxito de una inversión se mide analizando lo que queda de nuestro patrimonio después de un período de inflación. Cuánto mayor sea el retorno que ofrece la inversión, mayor será el valor de nuestro patrimonio y, por lo tanto, más exitosa habrá sido la inversión.

Dado que las acciones de empresas cuidadosamente escogidas son un activo que puede llegar a ser muy remunerador, es una de las mejores maneras de protegerse frente a la inflación y hacer crecer tu patrimonio a pesar de la existencia de la inflación.

#8. El inversor y los fondos de inversión

Graham explica que cuánto mayor es la rentabilidad de un fondo, más obstáculos de entrada presentará al inversor. Además, recuerda que la rentabilidad pasada no es garantía de rentabilidad futura.

Cabe mencionar que Graham no recomendaba los fondos de inversión porque en su época tenían costes de entrada muy altos o estaban cerrados al público general.

Sin embargo, como comenta Jason Zweig, hoy en día esa realidad ha cambiado: las comisiones de entrada son mucho más bajas (en algunos casos prácticamente nulas) y los fondos de inversión cerrados al público son minoría (aunque algunos de los más importantes y exitosos del mundo – como por ejemplo los de BridgeWater, de Ray Dalio – siguen siéndolo).

Dicho esto, en mi humilde opinión si estás comenzando a invertir en bolsa y no tienes tiempo ni los conocimientos necesarios para realizar un análisis tan exhaustivo de cientos de empresas como Graham recomienda, creo que la mejor solución para ti será invertir a largo plazo gracias a ETFs.

Publicado por europanet en Educación Financiera, 0 comentarios
Resumen de «El Inversor Inteligente»  Parte 2

Resumen de «El Inversor Inteligente» Parte 2

#3. Inversor pasivo vs inversor activo

En el libro, se describen dos tipos de inversores: el inversor pasivo (o defensivo) y el inversor activo (agresivo o emprendedor).

Los inversores pasivos son los que se centran en evitar pérdidas o errores graves. No quieren dedicar mucho tiempo a seleccionar activos y procuran equivocarse lo menos posible.

Por el contrario, los inversores activos dedican mucho tiempo y cuidado a buscar las mejores opciones donde invertir para tener un buen rendimiento. Según Graham, si son pacientes y se esfuerzan, pueden llegar a tener beneficios superiores al mercado. 

A lo largo del libro, Benjamin Graham explica qué opciones son mejores para cada tipo de inversor, pues obviamente no invertirá de la misma manera un inversor defensivo que un inversor agresivo.

#4. La importancia de conocer el mercado de valores

El mercado de valores es imprevisible. Está en constante movimiento entre el pesimismo y el optimismo.

Por lo tanto, Graham afirma que es esencial conocer las fases del mercado para poder invertir con tranquilidad.

El autor explica el comportamiento del mercado de valores a través de la figura de Mr. Market, un personaje maníaco-depresivo con cambios de humor constantes.

Cuando Mr. Market está de buen humor y es muy optimista, quiere vender acciones a un precio muy elevado.

Por el contrario, cuando Mr. Market se siente triste y pesimista, las vende por debajo de su valor.

Graham explica que el inversor inteligente sabe beneficiarse de los cambios de humor de Mr. Market y compra acciones cuando está pesimista y las vende cuando está optimista.

El autor también recomienda no vender las acciones ante la menor señal de crisis, pues el mercado siempre se recupera.

#5. Margen de seguridad

Como vimos anteriormente, Benjamin Graham dice que es preferible intentar aprovecharse de los errores de la bolsa de valores en vez de tratar de adivinar sus movimientos. 

Aunque es inevitable perder dinero al invertir en acciones, el inversor inteligente debe asegurarse de que esa pérdida no sea excesivamente importante. Es precisamente por eso que únicamente recomienda invertir si hay un margen de seguridad suficiente.

El margen de seguridad es la diferencia que hay entre el precio de mercado de la acción y su valor intrínseco.

Es decir, al comprar acciones que están infravaloradas, te aseguras de no perder mucho dinero. Cuánto más barata sea una acción, mayor es el margen de seguridad que consigues. De esa forma, te proteges de las fluctuaciones de la bolsa y de posibles errores que puedas cometer.

Publicado por europanet en Educación Financiera, 0 comentarios
El Inversor Inteligente

El Inversor Inteligente

¿Quién es Benjamin Graham?

Benjamin Graham nació en 1894 en Londres, pero vivió la mayor parte de su vida en Estados Unidos.

Es uno de los economistas e inversores más influyentes de todos los tiempos, motivo por el cual se he considera como uno de los mejores inversores de la historia.

Benjamin Graham se especializó en la inversión a largo plazo y se le considera como el padre del value investingGraham fue también el mentor de Warren Buffett en la Universidad de Columbia. Buffett se ofreció a trabajar para él gratuitamente a cambio de aprender su filosofía de inversión.

Para Graham, conseguir buenos beneficios invirtiendo dependía, sobre todo, de conseguir acciones infravaloradas y apostar por invertir a largo plazo. Para eso, como explica en el libro El Inversor Inteligente, tienes que investigar y conocer muy bien el mercado.

Así pues, Benjamin se especializó en el análisis fundamental de la bolsa.

Este libro, que te enseña cómo invertir en acciones, es una obra que perdura en el tiempo a pesar de que han pasado más de 70 años desde que se publicó.

#1. El value investing y la importancia de invertir a largo plazo

El value investing consiste en comprar activos por debajo de lo que realmente valen. Es decir, el valor real de la acción debe ser superior al precio que pagas por ella.

Según Graham, lo mejor es invertir en empresas con un PER inferior a 10.

El PER, del inglés «price-to-earnings ratio» no es más que la relación entre el precio de la acción y el beneficio de la empresa. Por lo tanto, el PER se obtiene simplemente dividendo el precio de la acción por el beneficio por cada acción.

En el libro, Graham explica que el inversor inteligente no es quien busca beneficios a corto plazo, sino quien invierte a largo plazo. 

El inversor debe realizar una investigación exhaustiva para encontrar acciones infravaloradas, pero con un potencial de crecimiento. Para eso, debe analizar las empresas y sus balances hasta saber si será rentable a largo plazo.

Después de comprar las acciones, deberá esperar el tiempo necesario hasta que el mercado se dé cuenta del valor real de la empresa y así el inversor pueda obtener buenos rendimientos al venderlas.

De ahí la importancia de invertir a largo plazo, ya que a corto plazo la bolsa puede infravalorar las acciones y acabarás perdiendo dinero.

#2. Especulador vs. inversor

Graham explica que es fundamental hacer una diferenciación clara entre especulación e inversión.

El inversor se considera propietario de una empresa y, por lo tanto, quiere que sea un negocio rentable y procura que tenga beneficios. Al inversor no le importa esperar para ganar dinero en bolsa.

Por el contrario, el especulador busca obtener beneficios rápidamente sin importarle en qué empresa pone su dinero. Al especular, si uno se equivoca se pueden llegar a obtener resultados desastrosos y perder mucho dinero.

El autor explica que es preferible obtener resultados seguros a largo plazo que intentar conseguir dinero de forma rápida especulando.

Graham define la inversión como una operación que, tras un análisis exhaustivo, promete seguridad y un rendimiento adecuado. Según esta definición, para poder clasificar una operación como inversión, ésta deberá incluir un análisis exhaustivo, seguridad y un rendimiento adecuado. 

Mañana mas…….

Publicado por europanet en Educación Financiera, 0 comentarios
Educación financiera para niños

Educación financiera para niños

La educación financiera permite a los niños reconocer el valor del dinero y formarse para que cuando sean adultos puedan gestionar con criterio sus finanzas. Si educamos a nuestros hijos desde pequeños, cuando hagan la transición a la edad adulta dispondrán de los conocimientos básicos para administrar sus ahorros, diferenciar entre deseos y necesidades básicas y contratar los productos financieros adecuados.

¿Cómo es la educación financiera de nuestros hijos?
El nivel de educación financiera de los alumnos españoles de 15 años se sitúa por debajo de la media global (469 puntos, mientras que la media es de 481 puntos) y muy lejos del nivel de los estudiantes de China, Bélgica o Canadá (Informe Pisa, 2015).

El 44% de los jóvenes de entre 6 y 12 años reciben información de sus padres sobre la importancia del ahorro de forma habitual (Junior Achievement, 2016).

Solo el 16% de los alumnos de Primaria que ahorra regularmente deposita su dinero en el banco, la mayoría lo guardan en casa. La misma dinámica siguen los alumnos de Secundaria, ya que el 75% de los que ahorran guardan su dinero en su casa (Junior Achievement, 2016).

El 29% de los adolescentes de entre 12 y 18 años llevan un control de los gastos que realizan (Junior Achievement, 2016).

Más de 8 de cada 10 jóvenes de entre 12 y 18 años compara precios antes de realizar una compra, ya sea en tiendas físicas o por Internet (Junior Achievement, 2016).

El 5,3% de los jóvenes de entre 6 y 12 años tienen una tarjeta y el 9% de los jóvenes de entre 12 y 18 también. La edad a la que los alumnos de Secundaria reciben su primera tarjeta es los 14 años de media (Junior Achievement, 2016).

Conceptos claves que deberían aprender los niños

 

El valor del dinero

Debemos enseñar a nuestros hijos que el dinero es un recurso limitado y que para conseguirlo hace falta esforzarse.

 

Fomentar un consumo racional

Otra parte importante de la educación financiera es inculcar a los más pequeños un consumo responsable. A la par que les enseñamos que con el dinero podemos adquirir bienes y servicios, debemos enseñarles el concepto del precio y la necesidad de gastar en función de los ingresos y no de forma irracional e impulsiva. De hecho, una de las claves para que los niños aprendan a gestionar sus finanzas personales es enseñarles a diferenciar entre gasto y ahorro. Debemos explicarles que los gastos no deben superar los ingresos.

 

Diferenciar entre necesidades básicas y gastos superfluos

A medida que nuestros hijos crecen, podemos inculcarles la idea de que no todo lo que queremos es necesario y que nuestro primer objetivo debería ser cubrir nuestras necesidades básicas como la vivienda, los suministros o la alimentación. Es decir, debemos enseñarles a identificar las prioridades.

 

Inculcar la necesidad de ahorrar

Si fomentamos el ahorro en los niños desde pequeños, cuando alcancen la edad adulta estarán habituados a hacerlo y sabrán la importancia que tiene. Debemos enseñarles a diferenciar entre el ahorro a corto plazo (para la compra de un ordenador o de unas zapatillas nuevas, por ejemplo) y a largo plazo (para hacer frente a imprevistos, comprar una vivienda, un coche, etc.) y explicarles las razones por las que hay que ahorrar.

 

Explicar el papel de los bancos

Vivir sin bancos es sumamente difícil y lo más probable es que cuando nuestros hijos sean mayores de edad y tengan su primer empleo, empiecen a relacionarse regularmente con su banco. Así que cuanto antes les enseñemos cómo funcionan estas instituciones y les expliquemos conceptos básicos como qué es una cuenta corriente o un préstamo, más educación financiera tendrán y más informados estarán para tomar decisiones acertadas en el futuro y planificar sus finanzas personales. De acuerdo con el informe de Unicef citado más arriba, “exponer y conectar a los niños a los proveedores de servicios financieros a una edad temprana les permite reconocer el papel que estas instituciones desempeñan en la sociedad”.

¿Cómo enseñar a los niños?

Tenemos muchas herramientas a nuestro alcance para mejorar la educación financiera de nuestros hijos:

  •  Darles una paga semanal para que aprendan a administrarse desde pequeños. Según un estudio de Junior Achievement de 2016, la mitad de los alumnos de Educación Primaria reciben una paga por un importe medio de 12 euros a la semana.
  •  Enseñarles el valor del dinero proponiéndoles realizar tareas domésticas a cambio de un salario.
  •  Pedir a los niños que realicen recados, como compras en supermercados, en las que ellos mismos tengan que pagar y manejar efectivo. Según el estudio de Junior Achievement, el 53% de los niños de 11 o 12 años realizan recados de forma independiente.
  •  Pedir a nuestros hijos que nos ayuden en las tareas del día a día que involucran dinero como ir al  banco.
  •  Abrirles una cuenta de ahorro para que se familiaricen desde pequeños con estos productos.
  •  Fomentar el aprendizaje de forma lúdica: enseñarles a reconocer los billetes y las monedas de euro así como el dinero de otros países, proponerles retos de ahorro y bonificar sus esfuerzos con un tipo de interés simbólico, hacer concursos de preguntas y respuestas en los que se les enfrente a situaciones del día a día o se les pregunten por conceptos financieros básicos, jugar a un quiz por Internet como el de HelpMyCash, etc.
  •  Acudir a charlas y conferencias enfocadas al aprendizaje de los niños
  •  Usar recursos virtuales como los que pone a disposición del público el Banco de España y la CNMV en su web Finanzasparatodos.es o los que ofrece HelpMyCash.com en su web.

Mejorar la educación financiera de un adolescente

Cuando nuestros hijos crecen, podemos introducir conceptos más complejos que les ayudarán a entender cómo funciona el dinero y la economía, así como proponerles ejercicios como realizar un presupuesto personal detallado o abrirles cuentas bancarias en varios bancos y darles una tarjeta prepago o de débito para que aprendan a manejar distintos medios de pago además del efectivo. A continuación, algunos conceptos de educación financiera que podemos introducirles durante la adolescencia:

  •  La importancia de crear un presupuesto personal y de revisar regularmente sus gastos para saber cuánto dinero han gastado y de cuánto dinero disponen. Pueden anotar todos sus gastos en una app, así no se olvidarán de hacerlo.
  •  Cómo funcionan y para qué sirven los distintos tipos de cuentas bancarias. Si al llegar a la adolescencia todavía no tienen una, es el momento de contratar una cuenta para menores de edad, así se familiarizarán con este concepto y podrán guardar sus ahorros en el banco .
  •  Qué es un préstamo, un crédito y una hipoteca, para qué sirven, cómo funcionan y qué riesgos entrañan. Podemos explicarles el concepto de nivel de endeudamiento, para que entiendan que no pueden sobreendeudarse.
  •  Para qué sirve un seguro y qué tipos hay.
  •  Los distintos medios de pago que existen, qué coste tienen y cómo funcionan (tarjetas prepago, de débito y de crédito, transferencias, dinero en efectivo…). A partir de los 14 años, los bancos empiezan a ofrecer tarjetas de débito y prepago a los clientes menores de edad, por lo que podemos solicitar una para nuestro hijo.
  •  Cómo entender una factura.
  •  La importancia de leer los contratos que se firman y de entender la letra pequeña de los productos financieros (no debemos firmar nada que no entendamos). Podemos leer con nuestros hijos el contrato de su cuenta corriente o de nuestra hipoteca y explicarles los conceptos que no entiendan.
  •  Cuáles son los impuestos básicos que pagamos y qué efectos tienen sobre nuestras finanzas personales. Por ejemplo, el IVA encarece los productos, el IRPF reduce el importe de nuestra nómina y los tipos que gravan el ahorro rebajan la rentabilidad real de los depósitos.
  •  Cuáles son nuestros derechos y obligaciones como consumidores. Podemos hablarles de la garantía de los productos, de la obligación de los bancos de ser transparentes, de nuestro derecho a reclamar…
  •  Cómo evitar ser víctimas de un fraude y qué medidas de seguridad debemos tomar al pagar con tarjeta o sacar dinero de un cajero automático.
  •  Cómo afecta la política económica en nuestras vidas, tanto la estatal como la de la Unión Europea. Una forma interesante de enseñarles el impacto de la economía a nuestros hijos es leer con ellos noticias financieras y explicarles aquello que no entiendan. Así fomentaremos el interés por la economía desde la adolescencia.
Publicado por europanet en Educación Financiera, 0 comentarios
¿Qué son los indices bursátiles?

¿Qué son los indices bursátiles?

Los índices bursátiles son simplemente una media matemática, con los valores (generalmente acciones) más representativos de un país, sector, industria, etc.

El índice bursátil más antiguo fue creado por Charles Dow, el tres de julio de 1884, y en su honor, lleva su nombre: Dow Jones Transportation Average.

inbertir en volsa Para qué sirven los índices bursátiles

Los índices sirven como barómetros de la economía y además proporcionan información sobre las tendencias que se están desarrollando en los mercados de valores que representan.

Son utilizados también como base de comparación para determinar la rentabilidad relativa de inversionistas particulares y gestores de inversión profesionales.

inversión bursátil para dummies Cómo se crean los índices bursátiles

Para elaborar un índice primero se selecciona los instrumentos financieros que lo van a integrar, ponderándolos más o menos según los siguientes factores:

  • Capitalización Bursátil.
  • La frecuencia con que se contratan.
  • Volúmenes de contratación.

En segundo lugar se fija la ponderación, esto se hace para compensar el peso de los distintos valores bursátiles en dicho índice.

Con este último paso se busca adecuar la influencia de cada título a la significación que tiene en el mercado final.

indices de bolsa para invertir Principales índices bursátiles del mundo

Tal y como ocurría con el mercado de valores, los índices bursátiles más importantes se encuentran en Estados Unidos

Veamos algunos ejemplos:

– EE. UU.

  • Dow Jones
  • S&P 500
  • Nasdaq

– EUROPA

  • Dax
  • Ibex 35
  • Cac 40
  • EuroStoxx 50

– ASIA

  • Nikkei 225
  • SSE Composite Index

-SUDAMÉRICA

  • Merval
  • IPC
  • IGBC
  • IPSA

Ahora ya conoces algunos de los conceptos básicos más importantes de la inversión bursátil, pero lo mejor está todavía por llegar…

Publicado por europanet en Educación Financiera, 0 comentarios
Qué es el ratio riesgo/rentabilidad

Qué es el ratio riesgo/rentabilidad

El riesgo y la rentabilidad son los principales ingredientes del mundo de las inversiones. 

Siempre tienes que comparar la rentabilidad esperada con el riesgo.

A medida que el riesgo aumenta, lo hace también el potencial de rentabilidad (para compensar la mayor incertidumbre).

El ratio riesgo/rentabilidad es clave a lo hora de invertir…

En su conjunto, los mercados de valores americanos, durante el periodo comprendido entre 1934 y el año 2000, promediaron las siguientes rentabilidades y niveles de riesgo:

  • Acciones – 10,3% anual de rentabilidad con un riesgo del 20,6%
  • Acciones de baja capitalización – 12,2% y 35%
  • Bono de largo plazo – 5,5% y 8,5%
  • Letras del Tesoro (T-Bills) – 3,7% y 3,3%

Con estos datos es posible entender la relación riesgo/rentabilidad que tiene cada familia de activos.

Dicho esto, hablamos de la media, no de un caso en particular.

¿Inversión o Especulación?

La inversión se puede diferenciar de la especulación por el marco temporal adoptado y el nivel de riesgo asumido por el inversor. La inversión se realiza generalmente a través de una cartera diversificada de activos para el medio y largo plazo, mientras que la especulación se basa en sacar provecho de los movimientos de precios a corto plazo
de valores o activos individuales.

Tu obligación como inversor es evaluar cada posible inversión por separado.

Conclusión, rentabilidades elevadas siempre van de la mano de altos niveles de riesgo, aunque a primera vista, sea complicado determinarlos, eso no significa que no estén ahí.

Aquí tienes una infografía muy chula con los principales instrumentos de inversión disponibles y sus respectivos niveles de rentabilidad y riesgo, de mayor a menor.

Publicado por europanet en Educación Financiera, 0 comentarios
Riesgo financiero, todo lo que necesitas saber

Riesgo financiero, todo lo que necesitas saber

¿QUÉ ES EL RIESGO FINANCIERO Y QUE TIPOS EXISTEN?

El riesgo financiero es la existencia de una elevada fluctuación de la rentabilidad del activo respecto a su rentabilidad esperada.

Dicho de otro modo, el riesgo es la posibilidad que existe de que una inversión pueda tener un resultado inesperado o negativo

Todo aquello que conduzca a una pérdida de cualquier tipo puede denominarse riesgo.

El riesgo financiero de un activo es, por tanto, el grado de incertidumbre acerca de su rentabilidad esperada.

Cuando hablamos de inversiones, da igual que sea; inversión bursátil, Crowdlending, inversiones inmobiliarias, etc…

Siempre acabamos hablando del riesgo.

Es un concepto “curioso”, si le preguntas a 10 inversores distintos qué es el riesgo financiero, obtendrás diversas respuestas, como:

  • Desconocimiento de cuál va a ser la rentabilidad que se obtendrá.
  • La posibilidad de ganar menos de lo que esperas.
  • La probabilidad de conseguir una rentabilidad distinta a la esperada.
  • Probabilidad de perder dinero.
  • Probabilidad de perder más de un límite especificado.
  • Probabilidad de perder el capital.
  • La diferencia entre la rentabilidad esperada y la rentabilidad mínima exigida.

RIESGO FINANCIERO - EXPOSICION PROYECTO - YouTube

Todo esto está muy bien… Pero no basta con conocer la definición de riesgo financiero

También tenemos que saber cómo cuantificarlo y sobre todo, cómo podemos disminuirlo.

Eso es exactamente lo que vamos a ver en este artículo…

Así que síguenos en nuestro blog, te voy a enseñar:

  • Qué es el riesgo financiero
  • Qué es la rentabilidad
  • Para qué sirve el ratio riesgo/rentabilidad
  • Qué tipos de riesgos financieros existen
  • Cómo se mide el riesgo financiero
  • Cómo se puede minimizar
  • Qué es la Beta
  • Cómo se utiliza la beta

Qué es la rentabilidad

Si el riesgo financiero es una cara de la moneda, la rentabilidad sería la otra.

Podemos definir la rentabilidad como la recompensa obtenida por llevar a cabo una inversión

La rentabilidad se calcula teniendo en cuenta el período de tiempo durante el cual hemos estado invertidos.

Mañana seguiremos con el siguiente apartado

Qué es el ratio riesgo/rentabilidad

Síguenos en www.sepermo.com

Publicado por europanet en Educación Financiera, 2 comentarios
Claves para desarrollar la inteligencia financiera “Parte 2”

Claves para desarrollar la inteligencia financiera “Parte 2”

Claves para desarrollar la inteligencia financiera

Hay más, pero creo que con los siguientes conceptos, tienes más que de sobra… A fin de cuentas se trata de poner el turbo y subir varios niveles tus conocimientos sobre educación financiera, no de hacer un master en economía doméstica (que tampoco estaría mal).

Ahora sí, vamos con la lista:

  • Cómo ganar más dinero
  • Cómo proteger tu dinero
  • Cómo presupuestar tu dinero
  • Cómo invertir tu dinero
  • Cómo aumentar tu inteligencia financiera
cómo ganar más dinero gracias a la educación financiera

1. ¿Cómo ganar más dinero?

Cualquier persona cuenta con la posibilidad de generar más ingresos. El camino más corto en este sentido es hacer horas extra, conseguir que te paguen más por cada hora trabajada o encontrar un segundo empleo.

Como ves, todo lo comentado se basa en vender nuestro tiempo, de ese modo podremos sobrevivir, pero no destacaremos especialmente en el plano económico. Es verdad que cuento más ganemos, más alto será nuestro nivel de inteligencia financiera, dicho esto, hay maneras y maneras.

Si puedo ganar dinero mientras duermo gracias a los ingresos pasivos, es mejor que tener que ir a recoger cebollas al campo, con todos mis respetos para los agricultores y agricultoras.

Todo en esta vida está relacionado, tu nivel de ingresos es el reflejo de tu nivel de desarrollo personal y filosofía de vida.

En conclusión, si quieres disfrutar de ingresos extraordinarios, tienes que hacer cosas extraordinarias.

cómo proteger el dinero

2. ¿Cómo proteger el dinero?

¿Crees que una vez que consigas ingresos extraordinarios, se habrá acabado el juego? No amigo mío, acaba de empezar… De nada te servirá acumular riqueza si no sabes protegerla. El mundo en el que vivimos está pensado para despojarte de todo lo que tengas si no espabilas.

Si no te crees lo que te digo, solo tienes que ver lo que hacen los políticos, aparte de despilfarrar el dinero público, básicamente, crean o suben alguno de los impuestos existentes, siempre por supuesto para mantener el sistema del bienestar (bonita palabra, o era falacia).

Esto es solo un ejemplo, no estoy en contra de pagar impuestos, ni defiendo la evasión, abogo por la elusión… ¿Qué es esto? Simplemente organizar tus finanzas del modo más eficiente, para de ese modo pagar la menor cantidad de impuestos, todo dentro de la legalidad. Mola, ¿verdad?

La sociedad en la que vivimos necesita la solidaridad de todos los ciudadanos para seguir funcionando, lo que me enerva es el uso, perdón, mal uso que se hace del dinero que sale de nuestros bolsillos…

Si en vez de la clase política que nos toca sufrir (corrupción a mansalva en todos los partidos) los presupuestos del estado y la asignación de capital los llevara cualquiera de nuestras abuelas, estoy convencido de que pagaríamos menos impuestos y disfrutaríamos de una mejor calidad de vida. Por desgracia, no sé si lo veremos.

cómo presupuestar el dinero

3. ¿Cómo presupuestar el dinero?

Todos conocemos a gente que gana cantidades ingentes de dinero, pero son capaces de gastarse eso y más… Por el contrario, también, conocemos a gente que gana mucho menos, y sin embargo alcanzan el éxito económico, incluso alguno de ellos consiguen ser libres financieramente hablando.

¿Por qué ocurre esto? Muy sencillo, educación financiera… El segundo grupo sabe presupuestar su dinero. Volviendo otra vez con las abuelitas, sabiamente decían, si usted gana cinco pesetas, no se puede gastar seis… ¡Que grande! No podría expresarlo de una manera más brillante.

cómo invertir el dinero con educación financiera

4. ?¿Cómo invertir el dinero?

Eres de los que aparca el dinero en el banco, confiando que tu asesor personal (o director de sucursal si tienes algo más de dinero) te ofrezca un buen producto bancario; depósito, plan de pensiones, fondo de inversión (por supuesto de la gestora del propio banco), espero que estés notando mi sarcasmo…

Todo eso a cambio, en el mejor de los casos de una rentabilidad prácticamente nula (en muchas ocasiones acabas perdiendo dinero).

O eres el tipo de persona que se forma e invierte su dinero en productos financieros o no, con los que tener la oportunidad de conseguir rentabilidades mayores… Dicho de otro modo, pones tu dinero a trabajar del modo más efectivo posible.

inteligencia financiera

5. ¿Cómo aumentar la inteligencia financiera?

Ya hemos visto antes que tú eres el único responsable de cómo esté tu cuenta bancaria… Por lo tanto, si no sabes cómo invertir, aprende. No seas el típico vago que confía su dinero a otras personas, con la esperanza de que podrán hacerlo mejor que tú, rara vez ocurre. Nadie se preocupará de tu dinero como tú.

Conclusión en dos palabras: educación financiera.

Y ahora, visto lo visto, seguro que te estás preguntando:

¿Cómo puedo mejorar mi nivel de educación financiera?

Un consejo, para disfrutar de una economía saneada no hace falta llevar el tema de la educación financiera a un nivel estratosférico, esto no va de convertirte en un economista…

Esto va de manejar bien los conceptos básicos. De hecho, todos deberíamos de conocerlos, pues ya desde jóvenes se nos tendría que haber preparado. La realidad, todos la conocemos, en muy pocas escuelas se le da la importancia necesaria, y en los hogares, por desgracia, este tipo de conocimiento brilla por su ausencia…

Dicho esto, mientras hay vida hay esperanza, aquí tienes unos cuantos tips que te ayudarán a empezar:

1- Adecuar los gastos a los ingresos

Viviendo en la generación de: “Lo quiero, me lo compro”, quizás te hayas acostumbrado a darle prioridad a cumplir tus caprichos y los créditos rápidos, préstamos y tarjetas de crédito estén echando humo.

Sin embargo, todo el monte no es orégano, y si no das un giro de 180 grados, pronto estarás de deudas hasta el cuello (no hay nada peor que esto para tu salud financiera).

En conclusión: Establece prioridades, elimina gastos innecesarios y nunca te gastes más de lo que ingreses, es más deberías de empezar a ahorrar como si no hubiera mañana, todo para poder invertir y ver tu dinero crecer.

Para esta misión, nada mejor que llevar un registro de tus ingresos y gastos.

2- Conocer el lenguaje financiero

Para saber qué vas a hacer, lo primero es entender bien de qué te están hablando. Términos como “dividendos”, “split”, “derivados financieros” o “portafolio” son básicos y necesarios.

La diferencia entre créditos y préstamos o el conocimiento de términos más específicos si deseas llegar a ser un inversor sofisticado.

3- Establecer objetivos financieros

Vivir el día a día sin destinar parte de tus ingresos a ninguna meta más allá de la subsistencia del momento, no es una filosofía muy inteligente.

Al igual que te planteas metas laborales (quieres un ascenso o especializarte en un área), es importante establecer metas financieras.

4- Presupuestar el dinero

Para poder cumplir tus metas financieras necesitas organización; calcular tus gastos y establecer prioridades. Deja un margen de ahorro de las ganancias obtenidas.

5- Invertir el dinero

Lo más probable es que te hayan inculcado el ahorro como mejor método de conservar dinero. Pero el ahorro per sé, no te ayudará demasiado…

Conceptos como la inflación o la pérdida de valor del dinero papel (que te lo digan los americanos) hacen que solo ahorrar signifique perder poder adquisitivo (tu dinero vale menos cada día que pasa).

Por ello lo más recomendable es adquirir activos, financieros, inmobiliarios o de otra índole, que por sus características generen flujo de efectivo y puedan revalorizarse con el tiempo.

6- Cuidado con las deudas

La deuda tiene el poder de arruinarte financieramente. Dicho esto, no toda la deuda es mala, la buena es aquella que alguien paga por ti…

Por ejemplo, imagina que compras un activo inmobiliario, lo alquilas y el inquilino te paga todos los meses, con el dinero que recibes le pagas al banco para saldar la deuda contraída.

Esto último no tiene nada que ver con endeudarte para pagar unas vacaciones, comprar una televisión, un coche, etc.

Como ves, no es tan complicado… Los conceptos más importantes de la educación financiera son sencillos; maneja adecuadamente tus ingresos y gastos, ahorra, invierte el excedente y no te metas en deudas malas.

¿Por qué es tan importante la educación financiera?

Plantearte el mundo como una dualidad donde unos tienen dinero y otros no, no sirve de mucho para cambiar o mejorar tu condición de vida.

Todo el mundo tiene problemas financieros; de hecho a mayores activos, mayores problemas (siempre voy a preferir tener los problemas asociados a la riqueza en vez de a la pobreza), ¿qué diferencia entonces a aquellos que consiguen el éxito económico de los que no?

Su agilidad financiera, la educación financiera no se trata de memorizar reglas o fórmulas, sino de desarrollar habilidades, destrezas que te permitan manejarte inteligentemente en el mundo del dinero y las finanzas.

¿Cuándo empezar con la educación financiera?

La educación financiera, como cualquier habilidad que queramos desarrollar se cultiva con la práctica y la creación de hábitos.

Entonces, ¿a qué edad hay que empezar? En el momento que consigas tu primera moneda, para nosotros ya es tarde (si estás leyendo este blog, seguramente ya dejaste atrás el ciclo de educación primaria), pero qué hay de nuestros hijos, sobrinos, nietos…

Mucha gente dirá; qué más da, es solo un niño, es solo una moneda. ¿Dónde crees que comienza la vida financiera de una persona? Exacto, con su primera moneda, no hace falta esperar a tener cuarenta años y estar arruinado para empezar con las lecciones sobre el dinero y las finanzas personales.

La educación financiera en la infancia es terriblemente importante, esa es mi opinión. Todavía me acuerdo, en mis años de estudiante, me tocó aprender todos los ríos de España, todas las putas conjugaciones de los verbos, raíces cuadradas, sujeto y predicado, montones de cosas que no he vuelto a utilizar nunca…

No digo que estás cosas no sean de utilidad (al menos para mí, de momento, no lo han sido), el problema es que no me enseñaron ni una palabra sobre el dinero, cero… Nada sobre cómo conseguirlo, ahorrarlo, protegerlo y multiplicarlo.

Los hábitos financieros que se generan en la adolescencia suelen arrastrarse en la madurez… El problema es que las responsabilidades de un adolescente no son las mismas que las de un adulto.

Conclusión

Si te sigues preguntando cómo mejorar tu educación financiera, después de casi 2500 palabras te habrás dado cuenta, por lo menos esa ha sido mi intención, que depende de ti, nadie te va a traer una píldora que al tomártela, se acabó el problema.

Si anhelas más dinero, quieres salir de deudas, mejorar tus habilidades inversoras, o simplemente quieres poder enseñar a tus hijos, para que no tengan que transitar por el mismo camino que tú, ya sabes lo que tienes que hacer.

Publicado por europanet en Educación Financiera, 0 comentarios
Cómo subir de nivel en Educación Financiera

Cómo subir de nivel en Educación Financiera

En la actualidad, poca gente tiene la educación financiera necesaria para gestionar sus finanzas de un modo eficiente. No lo digo yo…

Según estudios realizados por la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) en distintos países demuestran que solo una pequeña minoría sabe gestionar correctamente su economía doméstica.

¿En qué grupo te encuentras? Déjame que te pregunte algo;

  • Alguna vez te has preguntado si estás administrando bien tus finanzas?
  • ¿Registras metódicamente todos tus ingresos y gastos?
  • ¿Ahorras una cantidad fija sobre todos tus ingresos?
  • ¿Inviertes una parte de tus ahorros para de ese modo hacer crecer tu dinero?
  • Si la respuesta a estas preguntas es si, estás por encima de la media en lo que a educación financiera se refiere, si es no, tienes trabajo por delante…
  • Si buscas el significado de “economía”, encontrarás una definición tan sencilla como “administración de una casa”.Igualmente si ahondas en el significado de “finanzas” podrás encontrar que uno de sus significados es; “finiquitar, pagar y préstamo”. Por lo tanto, ambos términos se refieren a acciones muy comunes de nuestra día a día.

    Así que, si es tan común ¿por qué la gente se toma este tipo de conocimiento tan a la ligera?

    Si hay algo seguro en esta vida, es que vamos a tener que relacionarnos con el dinero, nos guste o no. Dicho esto, ¿no será mejor aprender cómo funciona el mundo del dinero? Seguro que sí.

    Ya lo decía Jim Rohn, si tú no haces planes para mejorar todas la facetas de tu vida (incluido el plano económico), alguien lo hará por ti. Y sabes qué tienen pensado para ti, no mucho…

    Si te encuentras en una situación financiera precaria, deja de echarle la culpa al gobierno, economía, sindicatos, inflación, impuestos, parientes, etc.

    —Pero si estos no son los responsables… ¿Quién es entonces?

    —Me preguntas contrariado…

    Te lo digo con todo el cariño del mundo… El responsable eres TÚ, nadie puede adquirir educación financiera por ti.

    Tu situación económica actual refleja las decisiones y las acciones que has tomado hasta ahora. Así de sencillo.

    Lo bueno de todo es que si tú eres el responsable, también tienes el poder de cambiar las cosas. En tu mano está el adquirir un buen nivel de educación financiera, y de ese modo mejorar tus finanzas personales y con ellas, tu economía doméstica.

    La verdad, no importa el ciclo económico por el que transitemos, o el partido político de turno que nos gobierne (ya más bien diría desgobierne, pero de esto hablaremos otro día).

    ¿Cómo puedo mejorar mi situación económica?

    cómo puedo mejorar mi situación económica gracias a la educación financiera

    Dos palabras: educación financiera.

    Al igual que aprendemos a leer y escribir, es totalmente necesario aprender las leyes que rigen el mundo del dinero.

    Si no lo haces, será muy difícil que llegues a disfrutar de cierta tranquilidad económica, y ni de coña sueñes en alcanzar la independencia financiera (a no ser que pienses que te va a tocar la lotería, o algo así… Sigue soñando).

    Sigamos… Si todavía estás aquí es porque sabes que algo de razón tengo.

    Veamos entonces alguno de los puntos clave, que según Robert Kiyosaki toda persona tendría que controlar para escapar de la carrera de la rata (trabajar en algo que la mayoría de las veces no nos hace felices, cobrar el sueldo, gastar el dinero y vuelta a empezar).

    Próxima noticia

    Claves para desarrollar la inteligencia financiera

Publicado por europanet en Educación Financiera, 0 comentarios
Por Qué Es Importante Tener Educación Financiera

Por Qué Es Importante Tener Educación Financiera

Es impresionante la poca o nula educación financiera que tenemos por regla general. En nuestro sistema educativo no le dan ninguna relevancia a este asunto cuando en realidad uno de los aspectos más importantes con los que vamos a lidiar en nuestra vida eseducacion-financiera precisamente la relación con el dinero.

Nunca entenderé por qué se nos insiste tanto en aprender Lengua, que está muy bien, Matemáticas, que está muy bien y todas las demás asignaturas, y a nadie se le ha ocurrido pensar que tan importante como eso es saber qué es el TAE, la inflación, la Bolsa, los bonos del Estado, cómo vamos a obtener ingresos pasivos para nuestra vida y nuestra jubilación y todo lo relativo a educación financiera.

Si el Estado ya hace mal por su parte (llega uno a pensar que es que le interesa que el ciudadano sea un auténtico ignorante), lo que tampoco acabo de entender es por qué al ciudadano de a pie tampoco parece importarle en demasía este asunto a juzgar por la ignorancia supina que se deriva de los continuos errores que este comete a diario sin importarle lo más mínimo, más allá de protestar por lo que considera injusto cuando le sacuden hasta en el carné de identidad por haberle empaquetado “el del banco”no sé qué producto financiero que no entendía ni una palabra de lo que era pero “me lo recomendó el director de mi oficina que es un buen chico”.

 

Si estas leyendo esto espero que te haga recapacitar porque tener una buena base de educación financiera puede hacer que tu vida de ahora en adelante cambie como de la noche al día y, aunque este tema no es el eje central de este blog, ha llegado un punto en que me parece que todo al fin y al cabo está unido, y tan importante es que sepas cómo vender en tus negocios como el por qué no debes contratar un plan de pensiones.

Uno no puede pretender gestionar bien un negocio si no gestiona bien sus propios recursos y viceversa y yo, por mi parte, sabes que estoy empeñado no sólo en que tus negocios vayan bien sino en que tu vida sea cada vez mejor y que la vivas como realmente quieres, entendiendo como mejor lo que cada uno considere oportuno.

No se trata de hacerse rico en 3 días. Créeme, eso no existe. Aquí hablamos de una maratón, no de una carrera de 100 metros. La independencia financiera no se consigue de la noche a la mañana. Es un compromiso a largo plazo y como tal hay que afrontarlo.

Asi que, querido amigo, tienes dos opciones.

  1. Si quieres que tu vida sea diferente de la que has tenido hasta ahora, medita acerca de todo lo que te voy a ir contando y ponlo en práctica para que tu vida empiece a ser cada día mejor. No te voy a contar nada que no esté inventado y probado ya.
  2. Seguir poniendo tus esperanzas y creyendo que la solución está en el impuesto voluntario de los pobres, llámese loterías.

Por si no los sabes, el 80% de los ganadores de un premio importante de lotería, a los 5 años su vida es peor, bien porque lo gastaron o perdieron todo(en gran parte porque no tienen conceptos básicos de educación financiera), o porque sus relaciones sociales se han visto seriamente afectadas.

Ante tal dilema, casi prefiero la opción 1, y sobre todo, debes tener presente que las cosas no cambian porque sí. Si seguimos haciendo lo mismo, los resultados seguirán siendo los mismos y por tanto la solución pasa por un cambio, y este no esperes que venga de un tercero, llámese Estado, buena suerte o como quieras, sino que viene y empieza por uno mismo.

Tener unos buenos conocimientos de educación financiera va a proporcionarte esa vida que deseas llevar y te hará sentir cada día más libre. A mí me parece que son dos buenas razones para hacerle un hueco en nuestra mente y en nuestro tiempo.

Publicado por Fatima en Educación Financiera, 0 comentarios