Regulación de la criptografía en 2020: Los EE.UU. refuerzan la regulación de las criptomonedas, mientras que la India finalmente ha permitido a los bancos involucrarse con las cripto-empresas.

Las criptomonedas existen desde hace más de 10 años, pero la situación legal de Bitcoin (BTC) y la mayoría de las demás criptomonedas sigue sin estar clara y tiene definiciones diferentes en varias jurisdicciones. ¿Son dinero, un activo, un producto, una propiedad o algo más? ¿Deben comerciarse libremente o deben estar estrictamente reguladas? A falta de una respuesta clara, los gobiernos de los Estados Unidos y Europa siguen emitiendo actos jurídicos para regular el mercado de las criptomonedas y tratando de determinar su actitud hacia ellas.

Sólo en los primeros meses de 2020 en Francia, Alemania y Australia, las autoridades emitieron decisiones con tres interpretaciones diferentes de la naturaleza de Bitcoin: como moneda, como instrumento financiero que se aplica como medio de intercambio entre individuos o entidades legales, y como valor en el sentido legal.

Mientras tanto, el sistema tributario, la complejidad de la reglamentación y la presentación de informes dependen de la clasificación de las criptomonedas. Por ejemplo, la moneda funciona en condiciones de supervisión regulatoria relativamente débil. En cambio, los valores suelen estar sujetos a normas más onerosas en lo que respecta a la transparencia de los precios y la presentación de informes comerciales.

Sólo una cosa es segura: Las criptomonedas son difíciles de atribuir a cualquier clase de activos existentes porque son únicas. Dado que las criptomonedas son muy diferentes entre sí, también encajan en varias clases. Pero dejando de lado esa cuestión, he aquí lo que los regímenes jurídicos de las criptomonedas de diversos países hacen de las criptomonedas en 2020.

Estados Unidos

Los Estados Unidos son un centro de regulación de las criptomonedas en el mundo y marca el ritmo, para bien o para mal, de una gran cantidad de adopciones. Para empezar, las leyes que rigen la industria de las criptomonedas varían de un estado a otro, y las autoridades federales también las interpretan y regulan de forma diferente. Por ejemplo, la Red de Aplicación de Delitos Financieros (FinCEN por sus siglas en inglés), que analiza las transacciones para señalar los delitos financieros, no considera las criptomonedas como moneda de curso legal. Sin embargo, desde 2013, ha estado considerando a los exchanges de criptomonedas como operadores de servicios y los tokens como “otra propiedad” que sustituye a la moneda.

Los exchanges deben obedecer las recomendaciones del Grupo de Acción Financiera Internacional (GAFI) y cumplir con la Ley de Secreto Bancario. Por otra parte, el Servicio de Impuestos Internos (IRS por sus siglas en inglés), la autoridad fiscal de la nación, considera las criptomonedas como propiedad y ha publicado una guía de impuestos.

Varios reguladores federales también han estado luchando para supervisar los exchanges de criptomonedas. La Comisión de Bolsa y Valores (SEC por sus siglas en inglés) considera a las criptomonedas como valores, y la Comisión de Comercio de Futuros de Mercancías considera a Bitcoin como una mercancía y supervisa el mercado de derivados de criptomonedas.

El año 2020 comenzó con noticias sobre la introducción de nuevas restricciones, ya que el Secretario del Tesoro de EE.UU. dijo que la oficina pretendía introducir reglas más estrictas en relación con las monedas digitales para evitar transacciones sospechosas utilizando criptomonedas. Pero un mes más tarde, el Servicio de Inmigración y Aduanas (ICE), que lucha contra los delitos transfronterizos en los EE.UU., desarrolló un nuevo método para rastrear la actividad cripto sin licencia y propuso un Programa de Inteligencia de Criptomonedas para 2021. El programa de inteligencia ofrecería nuevas normas y requisitos para la presentación de informes fiscales a fin de allanar el camino para la adopción generalizada de la tecnología Blockchain en el país.

  • “Los abogados especialistas en criptomonedas son cada vez más solicitados a medida que crece la industria”, dicen expertos

Sin embargo, en marzo de este año, los EE.UU. vio una importante desaceleración económica debido a los esfuerzos de contención de COVID-19 y muchos expresaron la opinión de que las criptomonedas podrían ayudar a la población en tiempos difíciles. El gobierno de los EE.UU. permitió a Square, dirigido por el CEO de Twitter Jack Dorsey, participar en el programa federal para ayudar a la economía a través de la aplicación de criptomonedas CashApp. La compañía en los EE.UU. fue capaz de obtener préstamos a bajo interés.

Las criptomonedas no están prohibidas en los EE.UU., pero aún no están integradas en la estructura financiera del país, con la SEC anulando los intentos de registrar un producto al que puedan acceder los inversores habituales. Algunos de estos ejemplos van desde el retraso en el lanzamiento de la idea de Facebook, Libra, hasta el rechazo de numerosas aplicaciones de Bitcoin-ETF o los abruptos procedimientos entre la SEC y Telegram sobre los tokens Gram de este último.

A finales de marzo de 2020, se presentó un proyecto de ley al Congreso de los EE.UU. que mencionaba un dólar digital en respuesta a la pandemia de COVID-19, pero pronto desapareció del documento y eso fue todo. Glen Goodman, el autor de The Crypto Trader compartió su punto de vista sobre la actitud del gobierno de EE.UU. hacia una criptomoneda nacional. Según él, los EE.UU. tienen todo que perder cuando se trata de las criptomonedas:

“Así que el establishment de los EE.UU. está muy nervioso por alentar cualquier criptomoneda que pueda amenazar la posición dominante del dólar en las finanzas mundiales. Los EE.UU. disfrutan de lo que durante mucho tiempo se ha llamado el ‘privilegio exorbitante’ de poder imprimir dólares aparentemente interminables y pedir prestado cantidades sin precedentes sin causar un colapso del dólar. Todo esto se debe a que casi todos los demás países utilizan el dólar como estándar para el comercio y las finanzas internacionales. Mientras todos necesiten dólares, los EE.UU. imprimen y piden prestado libremente sin colapsar su moneda”.

Rusia

En Rusia, donde la población es más bien amigable con las criptomonedas, el gobierno aún no ha decidido qué es Bitcoin y las criptomonedas, pero parece ser mayormente hostil hacia la tecnología. No ha emitido una prohibición, sin embargo, al menos no todavía. Hasta ahora, es posible entender lo que Rusia hace de las criptomonedas a través de sus decisiones judiciales.

Desde 2018, ha habido dos casos en los que las criptomonedas fueron reconocidas como “otra propiedad”. En mayo de 2018, el tribunal llegó a tal veredicto y ordenó al deudor que transfiriera el acceso a su wallet. El segundo caso ocurrió en febrero de 2020, donde el tribunal también emitió una decisión similar, reconociendo a Bitcoin como otra propiedad.

  • Law Decoded: Los reguladores están resguardados pero igual llegaran allí, 3 de julio al 10 de julio

Sin embargo, lo más interesante de la relación de Rusia con las criptomonedas es la adopción, largamente demorada, de la ley correspondiente, que debería ayudar a desarrollar un nuevo tipo de activo financiero en el país, pero que ha estado estancada en el limbo desde 2018. Este año, el gobierno ruso ya ha redactado esta ley varias veces sólo para posponer su aplicación cada vez.

A principios de este año, se supo que el gobierno ruso decidió actualizar la ley sobre el soborno y la lucha contra el blanqueo de dinero en relación con las criptomonedas. Además, la ley clasificará cualquier transacción en criptomonedas como un posible riesgo de blanqueo de dinero. Más tarde, el Banco Central del país trató de prohibir el uso de las criptomonedas como método de pago.

Pero en general, parece que los reguladores financieros de Rusia no pueden encontrar un compromiso entre permitir o prohibir las criptomonedas. La última versión de la ley llamada “Sobre activos financieros digitales” apareció a principios de julio y definió a Bitcoin como propiedad pero no como moneda de curso legal. Muchos expertos dudan que esta ley sea adoptada alguna vez.

Europa: Países pequeños – Gran visión

Las criptomonedas son legales en toda la Unión Europea, pero la reglamentación y las normas específicas varían de un país a otro. En materia de impuestos, la mayoría de los países de la Unión Europea se rigen por la decisión del Tribunal de Justicia de la Unión Europea de 2015, según la cual el intercambio de criptomonedas debe estar exento del impuesto sobre el valor añadido.

Además, todos los países europeos han ajustado sus normas reglamentarias a las recomendaciones formuladas por el Grupo de Acción Financiera Internacional en junio de 2019. Según el GAFI, cualquier sitio de criptomonedas debe comenzar a cumplir con las estrictas normas de “Conozca a su cliente” y de lucha contra el blanqueo de dinero, así como con el intercambio de datos con el regulador.

En enero de 2020 entró en vigor la quinta Directiva de la UE contra el blanqueo de dinero, que exige el registro de los exchanges de criptomonedas con los reguladores financieros y la transferencia de las direcciones de las wallets de los clientes a éstos. En general, la UE ha ido endureciendo gradualmente su reglamentación del mercado de las criptomonedas.

La inestabilidad económica mundial causada por el nuevo coronavirus ha afectado al desarrollo de la industria cripto en Europa, acelerando la adopción de las criptomonedas en algunos países.

Francia es uno de los pocos países de la Unión Europea en los que todavía no existe una definición clara de las criptomonedas. En marzo de este año, un tribunal de primera instancia llamado Tribunal Comercial de Nanterre reconoció a BTC como moneda, convirtiéndolo en un activo intercambiable fungible. Aunque no hay jurisprudencia en el país, este fallo del tribunal puede haber sentado un precedente efectivo.

En Portugal, el gobierno decidió seguir a sus vecinos y empujó la difusión de las criptomonedas con zonas libres tecnológicas. A finales de abril, el país aprobó un plan nacional para promover la digitalización en varias áreas. El gobierno portugués proporcionará infraestructura e incentivos para la innovación, el espíritu empresarial y la competencia, así como para la internacionalización de las empresas en el país.

El pequeño territorio de Gibraltar parece estar posicionándose como el verdadero punto de atracción de la criptomonedas este año, atrayendo a empresas criptos con un marco regulador que otorga una licencia formal. Gibraltar introdujo un régimen regulador permisivo para las empresas Blockchain en 2018 y, desde entonces, se ha vuelto muy atractivo para las empresas líderes de la industria como Huobi. Además, el país se convirtió en el primero de Europa en elaborar normas que rigen las actividades de las ICOs.

Futuro reglamentario

Por supuesto, cada país tiene su propia actitud hacia las criptomonedas; algunos países no quieren aceptar el activo tal como está, marcarlo como ilegal, mientras que otros crean el marco legal y se benefician del hecho de que el mercado de las criptomonedas obtiene beneficios. Sólo cabe esperar que, tarde o temprano, todos los países del mundo comprendan que las criptomonedas están firmemente arraigadas en nuestras vidas y que debemos aceptarlas de una forma u otra. Dave Hodgson, el jefe de inversiones y director general de NEM Ventures, cree que la legalización tendrá lugar gradualmente:

“Seguiremos viendo a los gobiernos progresistas fomentando sus regulaciones y mecanismos para permitir a los ciudadanos utilizar soluciones Blockchain de pago y no pago en general. Los países que han sido más lentos en abordar y formalizar estas regulaciones continuarán perdiendo negocios y ciudadanos en favor de aquellas jurisdicciones que adopten un enfoque más progresivo. Creo que estos factores económicos seguirán incentivando a los más lentos a ponerse al día”.

Total Page Visits: 472 - Today Page Visits: 1

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Abrir chat