Aquí se analiza para qué sirve programar un halving en algunas criptomonedas como Bitcoin, principalmente como una medida para garantizar su sustentabilidad en el largo plazo.

Muchos proyectos en el espacio de las monedas digitales cuentan con propuestas filosóficas, tecnológicas y/o económicas muy atractivas, las cuales cada día captan una mayor cantidad de seguidores interesados en oportunidades comerciales de rápido crecimiento.

Sin embargo, más allá de lo revolucionaria que puedan resultar dichas propuestas, uno de los aspectos que todo proyecto debe garantizar a largo plazo es su sustentabilidad con el paso de los años. Por ende, muchos equipos establecen dentro del protocolo ciertas pautas estructurales para proteger el valor del activo, especialmente cuando estos poseen propiedades deflacionarias (inflación negativa) y están respaldados netamente en la confianza de los usuarios.

Una de las medidas más populares para garantizar lo antes expuesto es un procedimiento denominado “Halving”, proceso que tendrá lugar dentro de la red Bitcoin (BTC) en 17 días, el cual analistas proyectan será de gran importancia para el futuro de la moneda digital a la luz de su evolución comercial estos últimos años.

Por ello, a razón de la cercanía del halving Bitcoin y la importancia de este evento para la moneda digital, a continuación examinamos la pertinencia de esta estrategia como alternativa para garantizar la sustentabilidad de los proyectos dentro del espacio de las criptomonedas.

¿En qué consiste un Halving y para qué sirve?

Dentro del ecosistema de las criptomonedas, Halving es el nombre con el cual se define el recorte en la producción de nuevos activos destinados para la comunidad minera. Estos son los responsables de aportar el poder de procesamiento necesario para soportar el funcionamiento de una red Blockchain, constituyendo el único medio para la creación de nuevas unidades de la moneda digital, con las cuales se les remunera por los servicios prestados para apoyar al proyecto.

Este mecanismo se menciona por primera vez en el documento técnico (White Paper) de Bitcoin, donde el creador del proyecto, Satoshi Nakamoto, establece una serie de pautas para recompensar a los interesados en respaldar las operaciones de la red a través de un algoritmo de consenso denominado Proof-of-Work (PoW). Bajo este principio, los dispositivos que ofrecen su poder de procesamiento compiten a través de la realización cálculos a gran velocidad, justamente para dar con el código que permite cerrar el bloque con las transacciones compiladas y así ganar las comisiones asociadas, además de cierta cantidad de nuevos BTC generados.

De acuerdo con Nakamoto, el Halving en el caso de criptomonedas como Bitcoin tendría lugar cada vez en la que la red mine un total de 210.000 bloques. Si bien el Blockchain de la moneda digital genera un nuevo bloque cada 10 minutos, se estima que la red terminaría de minar los 21 millones de BTC originalmente programados para el año 2140, con más del 98% de los activos ya circulantes en 2030.

Criptomonedas con propiedades deflacionarias

A diferencia del dinero emitido por los bancos centrales, Bitcoin y muchas otras criptomonedas cuentan con propiedades deflacionarias, por lo que están programadas para manejar un total finito de tokens producidos a través de actividades mineras.

El énfasis en las propiedades deflacionarias viene a lugar con la finalidad de que los activos ganen cada vez más valor conforme la cifra de monedas emitidas se acerque al límite originalmente establecido. Esto evitaría la creación indiscriminada de nuevos ejemplares, impidiendo que esto derive en la pérdida del poder adquisitivo de los tokens circulantes.

Bitcoin y sus “versiones alternas”

Dado que BTC fue la primera moneda digital en salir al mercado, muchos otros activos digitales dentro de este ecosistema originalmente nacen como “forks” o versiones alternas, justamente porque toman como base el código de Bitcoin e implementan algunos cambios operativos en función de la visión que tengan para dicha criptomoneda.

Tal es el caso de Litecoin (LTC), Bitcoin Cash (BCH), Bitcoin SV (BSV) y ZCash (ZEC), monedas digitales que a pesar de manejar propiedades operativas diferentes, tienen en común el hecho de que sus redes funcionan bajo el mismo algoritmo de consenso (PoW), cuentan con recortes programados en las recompensas para los mineros una vez procesados cierto número de bloques, y contarán con un total finito de activos prgramados tras minarse el último lote de tokens.

Sin embargo esto no ocurre con otras monedas, destacando especialmente el caso de Ether (ETH), ya que esta no fue diseñada para operar como dinero digital, así como por el hecho de que su red implementa otras propiedades que abren el espacio para otro tipo de aplicaciones gracias a los contratos inteligentes. Actualmente la emisión de nuevos ETH no tiene un tope máximo, pero esta condición podría cambiar con la llevada de la versión 2.0 del proyecto con la implementación del algoritmo de consenso Proof-of-Stake (PoS)

Menor oferta / mayor demanda: Lógica del Halving para criptomonedas

Tomando como referencia el caso de Bitcoin, hasta ahora la red de la moneda digital experimentó dos Halving en lo que lleva de historia:

  • El primero tuvo lugar el día 28 de noviembre de 2012. El margen de recompensas pasó de 50 a 25 BTC generados por cada bloque en lapsos de 10 minutos. El precio de Bitcoin en seis meses pasó de USD $12,35 a unos USD $127. 
  • El siguiente vino a lugar el día 9 de julio de 2016, y el recorte de recompensas pasó de 25 a 12,5 BTC creados tras cada bloque procesado. El valor de la moneda digital en un lapso de seis meses pasó de USD $650 a USD $758.
  • El próximo Halving tendrá lugar el día 13 de mayo del presente año, con lo que el margen de recompensas pasará de 12,5 a 6,25 BTC generados cada 10 minutos. Actualmente su precio se ubica sobre los USD $7.500 por unidad, pero analistas proyectan un posible aumento importante en los meses venideros.

Halving y hashrate

Si bien, tras cada Halving hubo una caída importante en los volúmenes de hashrate (poder de procesamiento), analistas destacan que uno de los aspectos que impulsó al alza el precio de la moneda digital tuvo que ver con la reducción de la oferta y el aumento de la demanda, lo cual generó un mayor interés comercial por Bitcoin promoviendo aún más su adopción como medio de pago, mecanismo para almacenar valor y método para multiplicar rápidamente el capital invertido.

Pese a la caída del hashrate en el corto plazo, justamente a razón de lo poco viable que resultan estas operaciones para personas con dispositivos poco potentes, tras cada Having los niveles volvieron a aumentar en el mediano plazo a razón del lanzamiento de nuevos tipos de hardware especializado. Dichos equipos optimizan los niveles de consumo eléctrico y elevan exponencialmenten la cantidad de cálculos a realizar por segundo, resultando mucho más rentables para los operadores que los de generaciones pasadas.

Casos de Litecoin, Bitcoin Cash y Bitcoin SV

Sin embargo, aunque la historia resultó favorable para el caso de Bitcoin, los usuarios de Litecoin, Bitcoin Cash y Bitcoin SV aún no ven buenos resultados de los Halving que se produjeron en sus respectivas redes.

En el caso de Litecoin, su Halving tuvo lugar a inicios de agosto del año 2019, recortando el margen de recompensas a 12,5 LTC generados por cada bloque procesado. A pesar de que han pasado más de ocho meses desde dicho acontecimiento, el precio de la moneda digital actualmente se encuentra casi un 50% por debajo del registrado para ese momento.

En cuanto a Bitcoin Cash y Bitcoin SV, ambas monedas digitales vieron sus respectivos Halving hace apenas un par de semanas. Si bien el precio de dichas criptomonedas actualmente se encuentra por debajo de lo registrado para el momento del recorte, analistas destacan principalmente dos aspectos a considerar:

  • Aún no transcurre un lapso de tiempo lo suficientemente amplio como para establecer una tendencia clara atribuible directamente al Halving, por lo que recomiendan esperar al menos unos seis meses para presentar análisis más concretos.
  • Se trata de monedas digitales con menos trayectoria comercial que Bitcoin, las cuales manejan propuestas distintas a su antecesora. Acá recomiendan esperar mucho más para ver como evolucionan dichos proyectos y constatar si estos consiguen generar mayor tracción entre entusiastas e inversionistas.

Condiciones atípicas para el mercado

Por otra parte, los analistas también destacan que los principales mercados tanto del ecosistema tradicional como del mundo cripto, actualmente se enfrentan a condiciones nunca antes vistas a razón de la situación de pandemia de COVID-19, lo cual ha hecho sentir su peso sobre las economías locales generando efectos irregulares sobre los principales índices de precios.

En cuanto al ecosistema cripto bajo la coyuntura actual, los mercados experimentaron un importante desplome a mediados de marzo de este año tras registrar una muy buena evolución comercial en los meses previos. Sin embargo, monedas como Bitcoin y Ether comienzan a recuperarse favorablemente y se encaminan hacia niveles previos a su caída, en tanto los mercados petroleros e industriales siguen resintiéndose tras las consecuencias del COVID-19 en los distintos países donde tuvo una fuerte incidencia.

La buena reputación es clave tras un Halving

A juzgar por lo visto en el caso de Bitcoin como pionera del ecosistema de las monedas digitales, pareciera que cada Halving favoreció la evolución de la moneda digital, promoviendo un aumento en sus precios, actividades mineras y adopción por parte de nuevos usuarios. Así lo puso en evidencia la historia al mirar el crecimiento del mercado de la criptomoneda, el cual tiene una capitalización de USD $138.906 millones para el momento de edición.

Aunque otras criptomonedas derivadas de Bitcoin no parecen correr con la misma suerte tras sus respectivos Halving, analistas coinciden en que el hecho de que dichas redes contemplen una reducción progresiva en el margen de recompensas para la comunidad minera es un buen indicador para confiar en el proyecto, pero lamentablemente no es suficiente por si solo.

Por ende, cobra mucha fuerza que un proyecto cuente con una comunidad activa, la cual brinde soporte tecnológico y comercial a la moneda digital. También toma importancia que la moneda digital en cuestión opere de forma cónsona con los principios para los cuales fue diseñada, funcionando de forma transparente sin espacio para acontecimientos que atenten contra su buen funcionamiento.

Por último, no hay que dejar de lado que por muy revolucionarias y deflacionarias que sean ciertas criptomonedas con Halvings programados, estas no operan alejadas del ecosistema financiero tradicional, por lo que su evolución bien puede verse afectada por la coyuntura de pandemia por COVID-19 que hace sentir su peso sobre los principales mercados industriales a nivel mundial.

[sg_popup id=”986″ event=”inherit”][/sg_popup]

Total Page Visits: 260 - Today Page Visits: 1
2 comentarios en «Halving de Bitcoin y criptomonedas ¿para qué sirve?»
  1. […] «Esto nos permitirá saber cuántos nuevos bitcoins se producirán anualmente en el futuro», dijo Satoshi, y ese futuro está aquí. Faltan muy pocos días para el próximo halving, o reducción de la recompensa de minería a 6,5 BTC por bloque y las expectativas de muchos con respecto son alcista, aunque algunos argumentan que podría haber temporada de decrecimiento. Pero una gran mayoría de la comunidad se siente cada vez más entusiasmada, pues Bitcoin está siendo adoptado cada vez más e históricamente el halving no ha interferido con su crecimiento. […]

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Abrir chat