Mientras muchos bancos del mundo mantienen sus sucursales cerradas y el precio de activos clave como el petróleo se encuentran en picada, encontramos que las criptomonedas como el Bitcoin se mantienen en funcionamiento y prometen salir fortalecidas de la crisis.

Múltiples son los sectores de la economía los afectados por la rápida expansión del coronavirus en España. Exportaciones y turismo encabezan la lista, mientras que empresas del sector financiero también han sufrido consecuencias negativas.

Muchos bancos han habilitado la banca por internet debido a las medidas de distanciamiento social establecidas para afrontar la pandemia, pero el grueso de los ciudadanos no confía en estos canales por la mala reputación que tiene la banca en el país, ya que estas instituciones podrían no cuidado lo suficiente a sus clientes en el pasado.

Por el contrario, criptomonedas se muestran inmunes a los efectos económicos del coronavirus. Cuando un usuario se pasa a las criptomonedas, no adolece del cierre de sucursales, pues las operaciones de esta moneda digital se mantienen en pie las 24 horas del día, los siete días de la semana.

Bitcoin mantiene la posibilidad de realizar transacciones, el intercambio con otras criptomonedas y las actividades de minería intactas. El volumen de actividad de la criptomoneda sigue siendo el mismo durante la pandemia por el nuevo coronavirus, y la razón es una palabra clave de este método de pago: la descentralización.

Como criptomoneda no tiene que responder ante una entidad central que determine el flujo de las operaciones y se tenga que limitar ante las regulaciones de un gobierno o a las medidas locales para enfrentar la pandemia, entonces su funcionamiento se mantiene intacto.

¿Alguna vez has sostenido un Bitcoin en tu mano? La respuesta seguramente es no, pues no existen de manera física, solo digital. Por ello, con esta criptomoneda no es necesario tomar medidas como la del gobierno chino, que, para evitar la propagación del COVID-19 por medio de billetes, decidió desinfectarlos y quemarlos en febrero.

De igual forma, para las transacciones con las criptomonedas no es necesario realizar contacto físico alguno, lo que reduce el contagio. Para usarlas, solo es necesario contar con un monedero donde se almacenen tus monedas digitales. En el mercado existen muchos, pero lo recomendable es elegir uno que balancee la seguridad y la facilidad de uso.

Otro problema de las instituciones financieras tradicionales es el inmenso control que mantienen sobre la economía. Así, bancos centrales de todo el mundo se han dado a la tarea de emitir grandes sumas de dinero para enfrentar la crisis. Sin embargo, con la criptomoneda los usuarios saben a qué atenerse: nunca se emitirán más de 21 millones.

Además, los llamados “mineros”, que son quienes producen la criptomoneda, continúan con sus máquinas encendidas, mientras esperan una reducción de la producción. Este escenario podría generar un aumento del precio de Bitcoin, como ha ocurrido en años previos como consecuencia del llamado “bitcoin halving”.

EBanco de España contempla que el PIB del país podría contraerse entre un 6,6% y un 13,6% en el 2020, de continuar las medidas de confinamiento establecidas el 14 de marzo. En este sentido, es esta una buena oportunidad para encontrar canales alternativos ajenos a la banca tradicional que permitan enfrentar la crisis.

 

Total Page Visits: 176 - Today Page Visits: 1

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Abrir chat